Pfizer, Sputnik V y Moderna, comparación entre tres vacunas contra el Covid-19

Una de las noticias que ha marcado el inicio del año 2021 es el comienzo de la vacunación contra el Covid-19, caracterizada por el lanzamiento de diferentes vacunas tanto en Europa como en otros países del mundo.

Pfizer, Sputnik V y Moderna, son algunas de las vacunas más acreditadas contra el coronavirus Covid-19, que, de acuerdo a un informe comparativo, el compuesto estadounidense Moderna tiene una efectividad en general para la prevención de la enfermedad sintomática de 94,1%; Pfizer, también de Estados Unidos, 95%, la vacuna rusa Sputnik V 91,4%.

Respecto a la eficacia de las vacunas en mayores de 65 años, Moderna resultó con 86,4%, Pfizer 94,7% y Sputnik V, con un valor desconocido. En cuanto a la prevención del Covid-19 en fase severa, Moderna resultó con 97%, Pfizer con 88,9% y la vacuna rusa con el 100%.

Adicionalmente, la vacuna Moderna previene la hospitalización por Covid-19 en un 89%, Pfizer en 100% y la vacuna rusa arrojó un valor desconocido. Asimismo, la comparación halló poca evidencia en que la vacuna Moderna prevenga el Covid asintomático y en el caso de Pfizer y Sputnik V no se halló prueba determinante.

En cuanto al rango etario, la vacuna Moderna se utiliza en personas de 18 años en adelante, la Pfizer en personas desde los 16 años y la vacuna rusa en personas entre 18 y 60 años.

Las reacciones comunes por el uso de las tres vacunas son: dolor, hinchazón, calor y enrojecimiento en el sitio de inyección; cansancio, dolor de cabeza, fiebre, escalofríos, dolor muscular y en articulaciones; náuseas, ganglios linfáticos inflamados, síntomas seudogripales y malestar en general.

Tanto Moderna como Pfizer/BioNtech han apostado para sus proyectos por el ARN mensajero, una técnica novedosa en fármacos que teóricamente aporta mejores datos de inmunidad, pero que al ser nueva puede generar ciertas dudas en la práctica. Moderna y Pfizer son compañías estadounidenses y BioNtech alemana.

En la vacuna se inyecta este ARN envuelto en una cúpula de lípidos con la intención de que ordene al cuerpo fabricar un antígeno específico para luchar contra el virus, en este caso sería la proteína Spike S del coronavirus que permite que este se pueda adherir a la célula e infectar al cuerpo.

Esta molécula será detectada por el organismo y este empezará a fabricar anticuerpos de forma masiva y linfocitos T que eviten futuras infecciones. Aunque ambos proyectos son muy similares y tienen como objetivo que el cuerpo genere la proteína Spike S, se diferencian en temas técnicos a la hora de conseguir la respuesta de anticuerpos.

La vacuna Sputnik funciona de manera similar a la vacuna de Oxford/AstraZeneca desarrollada en el Reino Unido y la vacuna Janssen desarrollada en Bélgica. Utiliza un virus similar al del resfriado, modificado para ser inofensivo, como portador para llevar al organismo un pequeño fragmento del coronavirus. Al exponerse con seguridad el organismo a parte del código genético del virus, puede reconocer la amenaza y aprender a combatirla, sin correr el riesgo de enfermarse.

Después de ser vacunado, el cuerpo comienza a producir anticuerpos especialmente diseñados para el coronavirus. Esto significa que el sistema inmune está preparado para combatir el coronavirus cuando lo encuentre de verdad.

Las 3 vacunas se administran a partir de una inyección intramuscular, en dos dosis idénticas en el caso de Moderna y Pfizer y dos diferentes (Ad26 y Ad5) en el caso de Sputnik V. Moderna tiene un tiempo entre dosis de 4 semanas mientras que Sputnik y Pfizer 3 semanas.

El almacenamiento requerido para Moderna es -20°C en freezer regular, Pfizer -70°C en freezer ultra frío y en Sputnik V -20 Celsius, freezer regular, 2-8 Celsius, liofilizada y líquida.

Tipos de vacunas

– ARN mensajero o ARNm

Este tipo de vacunas son las más novedosas, ya que la manera en que genera anticuerpos es algo que nunca se había hecho antes, aunque ya había pruebas de laboratorio.

En esta técnica innovadora se inyectan fragmentos de ARN con instrucciones para que el cuerpo produzca anticuerpos para la proteína Spike del Covid-19. No se utilizan fragmentos atenuados de virus de ninguna clase.

Al crear esta proteína el cuerpo aprende a defenderse contra ella. De esta manera si el virus real llega a infectar ya cuenta con anticuerpos capaces de combatirlo.

– Características principales:

  • Requieren 2 dosis separadas entre 21 y 28 días.
  • Deben almacenarse en ultracongelación (a -70 u 80 grados centígrados).
  • Una vez que se descongelan para aplicación, su vida útil varía de entre algunas horas a días.
  • Su costo promedio por dosis para gobiernos es de 30 a 40 dólares por dosis.

-Adenovirus o vector adenoviral

Usan un fragmento del código genético del coronavirus que se mezcla con un virus inofensivo, vector de adenovirus, que sirve para transportar este material genético al cuerpo humano.

En el caso de las vacunas anti-COVID, los adenovirus, de tipo replicante (virus atenuados) o no replicante (subunidades de proteínas), transportan la proteína Spike o espícula que hace que se produzcan anticuerpos. 


– Características principales:

  • Se pueden almacenar a refrigeración normal.
  • Requieren de 1 a 2 dosis, dependiendo su marca. 
  • Costo promedio para gobiernos: 4 dólares por dosis.

Fuentes

www.20minutos.es

www.noticiasfides.com

www.bbc.com

tec.mx

www.france24.com

www.infobae.com