Banca privada reporta crecimiento de depósitos y baja mora en El Alto

Este 6 de marzo, El Alto cumplió 37 años desde su fundación. Una ciudad caracterizada por la acelerada urbanización y asentamientos que conducen a una expansión importante. La ciudad es ahora la segunda en número de habitantes después de Santa Cruz de la Sierra.

La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (ASOBAN) resalta la fortaleza del sistema bancario en la ciudad y su aporte al desarrollo. “El Alto se ha convertido en una ciudad importante, caracterizada por la actividad, lo que ha repercutido en la cobertura de los Bancos Asociados, a 2021 las entidades agremiadas contaban con 890 Puntos de Atención Financiera (PAF) entre oficinas centrales, sucursales y otros para atender las demandas de la población en la ciudad”, señaló el secretario ejecutivo de ASOBAN, Nelson Villalobos.

Villalobos resaltó que los depósitos en El Alto han tenido un incremento durante la gestión 2021, alcanzando a $us845 millones en la Banca Asociada, registrando un crecimiento de 13,46% en relación a 2020.

En cuanto a la otorgación de créditos, los bancos afiliados a ASOBAN generaron una cartera de más de $us1.971 millones, mostrando el apoyo a la población y las mejoras en acceso a emprendimientos, negocios y viviendas.

Asimismo, destaca el reducido índice de mora que pasó de 1,98% en 2020 a 1,79% en 2021. “El alteño se caracteriza por honrar sus compromisos, su capacidad de pago ha mejorado durante el último año, lo que se refleja en la reducción del índice de mora.”.

El sistema bancario, como uno de los principales generadores de empleo del país, también apoya a la ciudad de El Alto, donde el número de colaboradores de la Banca Asociada asciende a más de 2.055.  

“Felicitar a la ciudad de El Alto en su aniversario. La Banca acompaña su desarrollo, agradece a su población la confianza depositada y continuará trabajando para que en los años venideros esta ciudad cuente con más servicios que favorezcan aún más su crecimiento”, concluyó el ejecutivo.

Una ciudad pujante

La ciudad más joven de Bolivia muestra anualmente su desarrollo y crecimiento a través del incremento de infraestructura comercial, hotelera, gastronómica, deportiva, social de esparcimiento y culto, predominando siempre las características socioculturales reflejadas con más fuerza en la corriente arquitectónica.

El Alto cuenta con capacidades para el desarrollo de actividades industriales, donde además predomina el comercio informal reflejado en los negocios y en las ferias públicas que son visitadas por personas del interior del país.